domingo, 29 de marzo de 2015

LA BRISA EN TUS GERANIOS



   ¿Recordará algún niño la luz de mi sonrisa
cuando me haya ido?
     ¿O, tal vez, susurrará mi nombre la brisa,
cuando mueva los geranios,
hasta alcanzar tu oído?
     ¿Notará alguien en su corazón
como un latido extraño,
un lejano eco,
un poco de vacío?...







De la novela "El día que fuimos dioses". Editorial Alhulia 2011.