domingo, 23 de abril de 2017

DÍA DEL LIBRO



DÍA DEL LIBRO 
Leer es la mejor forma de soñar. Y de viajar. Y la más barata. Porque soñar es cambiar de realidad, que es lo que hacemos cuando viajamos o, cuando sentados tranquilamente en nuestro sillón preferido, leemos y nos sumergimos en ese mundo nuevo que nos ofrecen los libros.
Yo, claro es, soy un amante de los libros. Apasionado, celoso, acaparador. Me gustaría leerme todos los libros del mundo. Vivir todas esas vidas. Experimentar todas las emocionas que contienen sus páginas. Soñar con todos los universos que envuelven sus metáforas. Recorrerme el mundo, sin cansarme, ni aburrirme jamás.
Porque a mí, desde niño, me enseñaron a soñar con los libros. A buscarlos, a hojearlos, a olerlos, a adivinarlos. Y luego a vivirlos. A tope. Y a recordarlos siempre, después.
Visitemos, pues, el rincón de los sueños. En los domésticos anaqueles de las casetas y de las librerías, aparentemente dormidas, duermen tantas páginas que esperan una caricia nuestra para despertar y mostrarnos todo lo que esconden, remover nuestras conciencias, o hacernos más sabios, o más buenos, o más curiosos, siempre más cultos, más felices.

Yo hoy pasaré parte del día escribiendo para el libro SOÑADORES, concretamente la reciente entrevista que le hicimos al CEO de WALLAPOP, el siempre interesante, MIGUEL VICENTE.

Y también preparando el mes de mayo, donde tendré no sólo un día, sino todo un mes en ese gran escaparate que es AMAZON, como uno de los autores recomendados del mes, para mi novela EL CLAXON  y también para toda mi obra: